Hemos instalado en Medina de Rioseco, en la provincia de Valladolid, un tobogán acuático que hará que a partir de ahora las opciones de diversión en la piscina municipal aumenten.

Una estructura sencilla, combinada en diversos colores, y con una temática natura. La nueva atracción acuática de esta piscina vallisoletana se caracteriza por tener un tobogán de altura media, en tonos de diversos colores: naranja, verde, rojo y amarillo, que se combinan en las diversas piezas que lo componen, así como se complementan en su elemento principal, el tobogán. Se trata de una plataforma de doble altura: una escalera de acceso que conduce a una de ellas que, a su vez, lleva a unas segundas escaleras y, por tanto, a la plataforma de salida del tobogán. El parque acuático, además, cuenta con un techo de hojas en su altura más alta para dotar el juego de un ambiente más recreativo, divertido y realista, en consonancia con la naturaleza del lugar.

El tobogán se caracteriza por tener una bajada recta, cubierto en su tramo de salida y abierto a su llegada a la piscina. El material de construcción es polietileno, perfecto para soportar largas horas de sol y resistir a su principal función, la continua relación con al agua. Además, presenta postes de acero galvanizado, que son los responsables de soportar la estructura y proteger las escaleras de posibles accidentes como caídas, resbalones o tropiezos. Por su parte, cada una de las plataformas está cubierta para proporcionar una mayor seguridad e impedir que los peques puedan salirse de la ruta hacia el juego.

Un juego pensando para niños y niñas de todas las edades, e incluso para los más pequeños. Se puede instalar en todo tipo de piscinas, desde poca profundidad, uniformes o pendientes… Si quieres la puesta en marcha de un proyecto tan atractivo para el verano del año que viene, ponte en contacto con Miracle Play y comenzaremos a disfrutar.

Abrir chat