Con la llegada del verano, actividades como la natación, la relajación, terapias en el agua, y actividades de ocio en parques acuáticos están muy arraigadas en nuestro país, y tras decretarse el estado de alarma por la covid-19 muchos nos preguntamos si las piscinas y parques acuáticos podrán abrirse estos meses de verano.

Nuestra empresa, líder en el sector de fabricación e instalación de  parques acuáticos y piscinas de chapoteo  quiere poner al alcance de todos, información relativa a las medidas adoptadas para que la apertura de parques acuáticos y piscinas se haga con total seguridad.

El Gobierno y Consejería de Sanidad han establecido una serie de medidas establecidas para la apertura de piscinas durante la situación de alerta por covid-19.

Estas medidas contemplan dos etapas:

  • La etapa previa a la apertura
  • La etapa tras la apertura.

En la primera de ellas se llevará a cabo un protocolo de limpieza y desinfección de las instalaciones, supervisado por la autoridad sanitaria.

Alguna de las  medidas que se contemplan  son:

1.-Ventilación de todos los espacios cerrados (vestuarios y baños, botiquín/enfermería, salas técnicas, pasillos, etc.), el tiempo que sea necesario antes de comenzar su limpieza y desinfección. Si la ventilación es a través de medios mecánicos, estos deben conservarse en buen estado de mantenimiento y grado de desinfección adecuado, evitando la recirculación del aire y aumentando el aporte de aire exterior.

2.-Realizar una exhaustiva limpieza y desinfección de todos los elementos, equipos y superficies de la instalación, con especial atención a los espacios cerrados (aseos, vestuarios, etc.) y a las superficies de contacto más frecuente como grifos, barandillas, pomos de puertas, etc.

3.- Enumerar los utensilios y productos utilizados para ello.

4.- Detallar los procedimientos de limpieza y desinfección, y el personal que los realiza, así como el responsable de su supervisión.

5.- Asignar frecuencias para la limpieza y desinfección durante la apertura.

En la segunda etapa, tras la apertura de las instalaciones se llevan a cabo otras medidas:

1.- Medidas encaminadas a controlar los accesos y aforos.

  • Durante la fase de desescalada será necesario concertar cita previa con la entidad gestora de las instalaciones siendo establecidos unos horarios por turnos.
  • Ventilación una hora antes de la apertura de la instalación de los espacios cerrados durante el tiempo necesario para permitir la renovación del aire.
  • El aforo de la piscina se limitará al 30% de la capacidad y siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre usuarios de 2 metros, si no fuera posible respetar esa distancia de seguridad se reduciría el aforo.
  • Disponer de señales en el suelo que marquen las distancias mínimas entre personas (2 metros).
  • Dosificadores de geles hidroalcohólicos en la entrada de la instalación y uso de calzado exclusivo dentro de la misma. Proporcionar a los usuarios bolsa de plástico para material desechable que deberá depositar en un cubo de basura.
  • Si la instalación lo permite, utilizar una puerta de entrada y otra de salida para evitar al máximo los cruces evitando tocar los tornos de acceso.
  • Establecer perímetros definidos para cada grupo de usuarios respetando siempre la distancia mínima de 2 metros incluido vaso y duchas.
  • Los aseos sólo podrán estar ocupados por una personas salvo personas de movilidad reducida y dependientes que requieran de la presencia de otro.

2.- Controles del agua de la piscina: será imprescindible medir los niveles de ph y cloro cada hora, se recomienda la renovación del agua y la realización de análisis específicos de la misma.

3.- Medidas de uso de las instalaciones:

  • Limpieza y desinfección de las instalaciones tres veces al día, incluyendo pomos, barandillas, mandos de duchas, escaleras etc.
  • Limpieza y desinfección de aseos.
  • Clausura del uso de duchas y fuentes de agua durante las fases de desescalada.
  • Desinfección y limpieza de tumbonas y sombrillas
  • Se recomienda la utilización de gafas de baño o máscaras de buceo que protejan fosas nasales.
  • Acceso al vaso de la piscina a través de un único pediluvio.
  • No estará permitido el uso de colchonetas o cualquier otro accesorio que genere chapoteos.
  • Obligación de utilizar mensajes preventivos mediante carteles o megafonía.
  • Evacuación del usuario ante cualquier síntoma compatible con el covid-19

Por otro lado, los parques acuáticos tendrán que solicitar un informe sanitario de las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones al Ayuntamiento.

 

 

Abrir chat